lunes, 18 de junio de 2012

Desnivel entre pavimentos.

Encuentro entre pavimentos diferentes.

Resulta inaceptable, en obras de nueva planta, la existencia de pavimentos a distintas cotas.
Esta patología o desperfecto en el acabado general de los suelos, se produce por un grave error de construcción que no debe ser aceptado.

Desnivel entre pavimentos.
Encuentro entre plaqueta y parqué.
DESCRIPCIÓN.
La foto muestra el típico remate que se coloca para resolver el encuentro entre pavimentos situados a diferente cota, consistente en una pieza plástica, en el mejor de los casos de aluminio, que se adhiere o fija con tornillos.

JUICIO TÉCNICO.
La proliferación de empresas dedicadas a colocar soleras sobre forjados con métodos industrializados         ( mortero bombeado autonivelante ) ha provocado que en muchas obras de nueva planta no se respeten los distintos espesores que debe tener la solera de recrecido de forjado, dependiendo del pavimento con que vaya terminada cada estancia. Está claro que no es lo mismo pavimentar con terrazo, cuyas baldosas tienen 25 mm. de espesor, que con plaqueta cerámica, que tienen 9 mm. Tampoco es lo mismo colocar una tarima sobre rastreles que tiene en total 52 mm. que un parqué laminado de 12 mm.

Para conseguir que todos los pavimentos queden a la misma cota, se fija un nivel en obra, generalmente situado a un metro sobre el suelo terminado, y de él se van tomando las distintas cotas a que tienen que quedar las soleras, en función del pavimento que se vaya a colocar en cada habitación. 

REPARACIÓN PROPUESTA.
En obra nueva resulta antieconómico realizar cualquier reparación y el usuario final se verá abocado a tropezar toda su vida cada vez que transite de una habitación a otra.
Lo mejor sería haberlo tenido previsto en obra, pero si no es así, lo conveniente es demoler el pavimento más barato y tomar como cota de enrase la del que no se va a demoler para rectificar la cota de la solera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada