jueves, 7 de junio de 2012

Oxidación de barandillas.

Oxidación prematura.

Las barandillas de los edificios se construyen normalmente a base de perfiles metálicos pues presentan una buena relación calidad precio y cumplen sobradamente los requerimientos funcionales que se les exigen.

El único inconveniente que presentan es que necesitan un adecuado mantenimiento a lo largo de toda su vida útil pues el hierro o acero, se oxida a la intemperie con gran facilidad.

De ahí que sea importante que se reciban en obra correctamente pintadas y protegidas contra la corrosión.

Oxidación de barandilla de balcón.
Oxidación en barandilla tras dos años de puesta en obra.
DESCRIPCIÓN. 
Detalle de barandilla de balcón tras dos años de puesta en uso. Se aprecia una importante oxidación de la parte inferior del bastidor que sujeta el paño de chapa perforada.

JUICIO TÉCNICO. 
La correcta aplicación de la protección antioxidante y el pintado general son uno de los aspectos que más se han descuidado en estos últimos años, dada la velocidad con que se entregaban las obras.
Todo pintor sabe que el proceso para el correcto pintado de una barandilla incluye los siguientes pasos.
  • Picoteado con punzón de los restos de "cascarilla" depositados sobre los cordones de soldadura.
  • Desengrasado del conjunto hasta retirar los restos de aceite provenientes de la protección del metal o su manipulación posterior.
  • Aplicación de una primera mano de imprimación antioxidante o de una pintura diluida que la contenga en su composición.
  • Lijado somero de toda la superficie.
  • Aplicación de una segunda mano de acabado final.
La mitad, o gran parte de estos pasos se obvian en las obras actuales, dando como consecuencia una oxidación prematura de los metales puestos en obra y cargando sobre el usuario final de la vivienda, la necesidad de efectuar un mantenimiento mucho antes de los cinco años que establece el CTE.

2 comentarios:

  1. Espero que este blog te pueda resultar útil.
    Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar